Cuando se notan los resultados del gimnasio

Cuando entras por la puerta del gimnasio por primera vez lo haces con una mezcla de ilusión, esperanza e intimidación.

Por fin te has decidido a mejorar tu cuerpo, y eso te llena de orgullo.

Pero a la vez te ves tan lejos de tu cuerpo ideal…

Por eso una de las primeras cosas que quieres saber es cuando vas a empezar a apreciar los progresos.

Sabes que el camino no es fácil, y especialmente tras los primeros días en los que la agujetas no te dejan ni respirar, te planteas cuanto tiempo vas a tener que pasar por ese castigo sin tener recompensa alguna.

Bien, pues eso es justamente lo que voy a contarte aquí.

Para que el trayecto se haga un poco más llevadero, vamos a explicarte de qué factores depende que notes los resultados del gimnasio antes o después, y cuáles son las expectativa realistas que puedes tener si haces las cosas de manera correcta.

Si me acompañas, al final de este artículo sabrás:

– Qué variables influyen en que consigas resultados más rápido
– Cuándo empezarás a notar los primeros cambios en el espejo
– Cuando los demás empezarán a notar los cambios en tu cuerpo
– Cómo acelerar la aparición de resultados

¿Interesante, no? Pues vamos con ello.

Variables que influyen en los plazos

Es muy importante que entiendas que, en lo que se refiere a resultados, no todo el mundo puede verlos al mismo tiempo.

Hay un montón de factores que determinan si estos aparecen más pronto o más tarde.

Tu situación particular en cualquiera de las variables que a continuación te mostramos va a determinar que tus resultados se manifiesten con rapidez o que, por el contrario, tengas que afrontar una especie de “travesía en el desierto” hasta que las primeras señales de tu esfuerzo sean evidentes.

Objetivo

No todo el mundo se apunta al gimnasio con un mismo objetivo.

Mientras hay quien lo hace con la idea de perder peso, otros pretenden ganar músculo.

Por lo general, si sigues las pautas que se te marquen, los resultados de la pérdida de peso son evidentes antes.

Construir músculo es un proceso más largo y complejo, que por lo general requiere de plazos más largos.

Motivación

Que tu motivación sea frágil o muy poderosa es otro punto muy a tener en cuenta, porque determina con qué grado de seriedad te lo vas a tomar.

Cambiar tu cuerpo implica pasar por un proceso de cambio de hábitos alimenticios, de disciplina y sacrificio.

Una persona verdaderamente motivada cuidará todos estos aspectos y dará el 100% en cada uno de ellos, por lo que, como es lógico, verá resultados antes.

Condición física

Tu condición física inicial también es otro punto esencial a la hora de establecer plazos realistas.

Como es de suponer, alguien que tenga una vida activa y que practique algún tipo de deporte regularmente necesitará un menor esfuerzo para obtener resultados que la persona sedentaria, con malos hábitos nutricionales y con sobrepeso.

Genética

La genética juega un papel importante, tanto en la rapidez con la que se pueden obtener resultados como en el grado de éstos.

Hay personas con una genética privilegiada que en cuanto comienzan a tocar las pesas experimentan un desarrollo muy rápido.

Mientras otras menos afortunadas, entre los que se encuentran los ectomorfos, necesitan más tiempo y por mucho esfuerzo que pongan en ello, nunca alcanzan el nivel que desearían tener.

Alimentación

Aunque el entrenamiento es una parte muy importante, es imposible conseguir los resultados que esperas sin adecuar tu dieta a tus objetivos.

Si quieres crear músculo necesitas comer mucho y tener un aporte de proteínas elevado, y si quieres perder peso, comer limpio y consumir menos calorías de las que gastas.

De lo disciplinado que seas en tu alimentación también va a depender que tu recompensa llegue rápido o…de que no llegue.

Edad

Con la edad conseguir resultados se hace más dificil.

Los niveles de testosterona bajan de manera notable después de los 40 y la grasa abdominal se acumula más fácilmente pasados los 50.

Aunque es posible conseguir resultados en cualquier etapa de la vida, si tienes 25 años es mucho más probable que éstos aparezcan antes que si comienzas con 45.

Consistencia

La motivación es lo que te impulsa en primer término a iniciar el proceso de cambio, pero la consistencia en los nuevos hábitos es básica para que los resultados hagan su aparición.

Ir al gimnasio 2 veces por semana no ofrece los mismos resultados que ir 5, y llevar la dieta a rajatabla de Lunes a Sábado no es lo mismo que saltártela día si y día no.

Ser consistente te proporciona resultados más rápido.

Intensidad

El tiempo que pasan en el gimnasio o la rutina que llevan a cabo dos personas puede ser igual.

Pero si la intensidad con la que una de ellas entrena es muy superior, es lógico que los resultados hagan su aparición mucho antes.

Recuérdalo cada vez que te sientas perezoso y hagas una serie por cubrir las apariencias…

Primeros resultados

primeros-resultados

Como ves son muchas las circunstancias que intervienen.

Pero como no podemos establecer un supuesto para cada caso, vamos a contar con que no partes de ninguna situación de desventaja y que te lo has tomado lo bastante en serio como para seguir las pautas que te han marcado en el gym.

Los primeros resultados que comenzarás a notar no son visibles.

Se trata de cambios internos y de tu percepción al realizar los ejercicios, y se producen aproximadamente al cabo de un mes.

Aparentemente, cuando te ves en el espejo nada parece haber cambiado.

Pero tus agujetas han quedado atrás y comienzas a notarte más fuerte a la hora de ejecutar algunos ejercicios.

¡Al menos ya no te tiemblan las barras cuando las levantas!

Todavía ves todo muy lejano, pero si eres capaz de cruzar esta primera frontera, los cambios visibles no tardarán mucho en hacerse llegar.

No desesperes.

Cuanto tiempo hace falta para ver resultados en el espejo

Si eres consistente y no decaes en tu intención de hacer bien las cosas, comenzarás a detectar pequeños cambios en un periodo que va de los 2 a los 4 meses.

Al principio los descubrirás por sorpresa al mirarte en el espejo, pero una vez que hayas descubierto su aparición, es bastante común que te obsesiones tratando de encontrar nuevos avances.

En algunos casos estos cambios serán más tempraneros o evidentes que en otros.

Pero si a los 3-4 meses todavía no has visto ni una mínima modificación corporal, cuidado.

Es posible que no estés haciendo las cosas como es debido.

Cuanto tiempo hace falta para que los demás te lo noten

Esos primeros cambios te animarán a continuar, pero no esperes que los demás los aprecien.

Normalmente se deben a la modificación en tu composición corporal que va teniendo lugar paulatinamente, pero no son perceptibles con la ropa puesta.

Una reducción de los niveles de grasa y un aumento de la masa muscular empezarán a hacer aparecer músculos que ni sabías que existían.

Sin embargo esta transformación no será tan radical como para que la gente a tu alrededor los note hasta que no hayan pasado al menos 6 meses.

6 meses de entrenamiento serio y alimentación correcta ya dejan huella visible.

Además, es en el curso del primer año de entrenamiento cuando estos cambios se hacen más patentes que nunca.

Con lo que si después de medio año ya empiezan a hacerte comentarios acerca de tu cuerpo, puedes esperar que los cambios sean mucho más notables en los 6 meses siguientes.

Consejos para acelerar tus resultados

A veces, cuando escuchas a los veteranos del gym utilizar ese lenguaje entre científico y críptico, piensas que esto del culturismo es algo muy complicado que nunca dominarás.

Y a ciertos niveles, puede que sea muy complejo.

Pero aunque parezca contradictorio, la base de todo es, al mismo tiempo, muy simple.

Los resultados en el gym llegan antes o después si respetas algo tan sencillo como la ecuación:

Dieta + Entreno duro + Descanso = Resultados

Son sólo 3 puntos. Nada más. Tres normas que has de respetar de manera estricta.

Ser disciplinado con la dieta

Come las calorías necesarias, provenientes de los alimentos correctos.

Deja a un lado los alimentos procesados y las grasas.

Y reparte convenientemente el balance de carbohidratos y proteínas en función de si lo que buscas es ganar peso o perderlo.

Entrenar básico y pesado

No te compliques con rutinas y ejercicios.

Fortalece tus músculos con ejercicios básicos como sentadilla, press banca, curl de biceps o dominadas.

Céntrate en ellos preferentemente durante los primeros meses. Mueve tanto peso como puedas sin perder el control del movimiento.

Descansar lo necesario

Duerme al menos 8 horas.

Limita tus salidas nocturnas.

Deja que los músculos se recuperen.

Esto es el ABC de cualquier atleta que quiera aumentar su masa muscular.

Sin embargo, hay un último punto que no hemos mencionado y que también hay que tomar en consideración: los suplementos.

Saber que obtendrás resultados no es suficiente.

La mayoría de veces quieres que éstos se produzcan rápido.

Y aunque los suplementos no sustituyen ninguno de estos 3 aspectos fundamentales, sí que pueden colaborar a que puedas apreciar los resultados bastante antes.

La importancia de los suplementos

supplementos

¿Es necesario consumirlos?

Necesario no es.

Aconsejable sí es.

Sobre todo si notas un freno en tus progresos o si lo que quieres es que esos resultados lleguen más rápidamente.

También es verdad que los suplementos no son productos milagrosos.

Debes tener unas expectativas realistas en relación a ellos.

Pero tampoco son el placebo que muchos afirman. Los suplementos te ayudan a tener más energía para entrenar, a estar mejor alimentado y que tu cuerpo sea más eficiente a la hora de transformar tu esfuerzo en músculo.

¿Puedes mejorar sin tomar suplementos? Sí.

¿Puedes mejorar más rápido tomándolos? Definitivamente.

Mejores suplementos para ver resultados antes

La oferta de suplementos es tan amplia que puede llegar a ser abrumadora. ¿De verdad necesitas tantos productos?

La realidad es que en muchos casos, el beneficio que te aportan algunos suplementos es inexistente, mínimo, o no merece el dinero que pagas por ellos.

Pero hay unos pocos que no deberían faltar en tu lista si eres serio en cuanto al entrenamiento y quieres ver resultados en un tiempo lo más breve posible.

Aquí tienes los mejores suplementos que puedes encontrar para acelerar tus resultados

Potenciadores de testosterona

Los potenciadores de testosterona son el mejor suplemento que existe hoy en día en el mercado para acelerar los resultados del gimnasio.

Si quieres que estos resultados lleguen lo antes posible, entonces necesitas un suplemento que estimule la producción de testosterona en tu cuerpo.

La testosterona tiene un efecto anabólico en el organismo, ya que aumenta la síntesis proteica (construcción de músculo), además de brindarte otros beneficios como mayores niveles de energía o mejor destreza sexual.

Todo esto se consigue con sustancias naturales, seguras y legales que hacen que tu cuerpo produzca más testosterona de forma natural.

Quemadores de grasa

Si tu objetivo es la pérdida de peso, respetar la dieta es básico.

Pero el uso de un quemador de grasa puede ayudarte notablemente a que los progresos se hagan visibles mucho antes.

Los quemadores de grasa son productos que combinan sustancias destinadas a aumentar el ritmo metabólico por medio de la termogénesis, un proceso por el cual el cuerpo aumenta su temperatura corporal, lo que implica un mayor gasto energético.

Estos productos suelen contener también productos estimulantes como la cafeína y la taurina que nos ayudan a mantenernos más activos y así quemar más calorías.

Proteína en polvo

proteina-whey

Necesitas proteína para construir tejido muscular, y la proteína en polvo te garantiza que alcances los niveles necesarios para que el crecimiento pueda tener lugar.

Además, son una manera excelente de aportar el aporte proteico necesario sin consumir calorías extra, por lo que pueden utilizarse tanto para ganar peso como para perderlo.

En lo que se refiere a la proteína en polvo, la fuente de proteína, la cantidad en que se asimila y la rapidez de esta asimilación juegan un papel importante.

La proteína de suero es la que presenta una mejor capacidad de asimilación por parte del organismo.

Creatina

Pese a que nuestro propio cuerpo es capaz de crear creatina, y también podemos asimilarla por medio de la alimentación, las cantidades que somos capaces de obtener por estas vías son insuficientes para obtener un beneficio deportivo de ella.

La creatina es una sustancia que permite aumentar la fuerza y reducir la fatiga en ejercicios de alta intensidad, por lo que la suplementación con creatina tiene todo el sentido cuando se trata de entrenamientos destinados al crecimiento muscular.

Al lograr que la fatiga aparezca más tarde y que tu cuerpo disponga de más energía, lograrás que tus series puedan ser más largas y/o pesadas.

Conclusión

Cada cuerpo es diferente, así como las circunstancias de cada persona.

Eso implica que no en todos los casos puedes esperar que los resultados del gimnasio se hagan patentes en un plazo determinado.

Cuanto más serio seas en lograr tu objetivo, antes verás los cambios en tu cuerpo.

Pero debes tomar en consideración que la genética también tiene mucho que ver en tus expectativas.

Los cuerpos que ves en las revistas sólo están al alcance de unos pocos elegidos, afortunados con una genética privilegiada, que han trabajado duro a lo largo de muchos años y han hecho del culturismo su modo de vida.

Por lo tanto, comparar tus progresos con los de ellos no tiene ningún sentido.

Recuerda que el verdadero espíritu de este deporte es competir contra ti mismo.

Superarte, verte mejor que hace un mes, seis meses, un año, es lo que debe mantener tu motivación alta.

Reconocimientos
Zeyus Media | License CC BY 2.0