Testosterona en Gel: Todo Lo Que Necesitas Saber

La testosterona en gel se emplea como terapia contra el hipogonadismo, pero como es lógico, hay quien ve en ella una forma simple de mejorar sus niveles sin tener que recurrir a las jeringuillas, que para muchos suponen una línea roja.

Tener niveles elevados de testosterona, junto con una correcta alimentación y un buen descanso, crea el entorno perfecto para el crecimiento muscular.

Podríamos decir que si tienes intención de usar testosterona en gel para mejorar tu rendimiento deportivo es porque lo de pincharte te impone demasiado respeto y crees que siendo la misma sustancia, podrás obtener resultados similares a los usuarios de anabolizantes.

Si te estás planteando el uso de testosterona en gel para mejorar tu rendimiento, o por cualquier otra razón, este artículo será de tu interés.

En él vas a aprender:

  • Por qué la testosterona es tan importante
  • Las ventajas e inconvenientes del uso de testosterona en gel, así como sus posibles efectos secundarios
  • Sí es o no efectiva y qué resultados puedes esperar

Testosterona: qué es y por qué es importante

La testosterona es una hormona que juega un papel fundamental en muchos aspectos.

Es la que determina el desarrollo sexual, el crecimiento y mantenimiento óseo y muscular, e influye notablemente en el estado de ánimo.

Los niveles de testosterona son mucho más elevados en el hombre que en la mujer, pero no permanecen constantes a lo largo de toda la vida.

En la pubertad es cuando se pueden encontrar los niveles más altos.

A partir de los 35 años aproximadamente, se inicia un leve pero continuado descenso, que va reduciendo la presencia de testosterona en el organismo a razón de un 1% anual.

Este es un proceso totalmente normal, motivado por la edad y que tenemos que aceptar, por mucho que no nos guste.

Aunque también es cierto que un estilo de vida sano, una buena alimentación y ejercicio físico de cierta intensidad ayuda a que este proceso se ralentice.

Sin embargo, hay personas que experimentan niveles anormalmente bajos de testosterona, lo que les ocasionan una multitud de complicaciones de diversa índole.

Las razones que pueden ocasionar niveles anormalmente bajos pueden ser muchas: trastornos hormonales, una infección, algún medicamento, o una enfermedad.

Los síntomas más frecuentes de un bajo nivel de testosterona son, entre otros:

  • Reducción del deseo sexual
  • Disfunción eréctil
  • Acumulación de grasa
  • Pérdida de fuerza y masa muscular
  • Aumento de los pechos en los hombres por un predominio de las hormonas femeninas.

Si el cuerpo no produce la suficiente testosterona, es cuando se hace necesario el uso de testosterona exógena para compensar ese déficit.

Para estas personas que sufren hipogonadismo, es decir, niveles de testosterona inusualmente bajos, es para las que se han creado los geles de testosterona, así como otras terapias de reemplazo.

Actualmente se comercializa testosterona en muchos formatos distintos.

En el culturismo lo habitual es usarla por medio de inyecciones.

Fuera de este ámbito, cuando lo que se busca es simplemente tener un aporte extra que permita devolver los niveles a sus valores normales, es más frecuente el uso de geles, parches y pastillas de testosterona.

Testosterona en gel: efectividad, ventajas e inconvenientes

En lo que se refiere al uso de la testosterona en gel en hombres con niveles normales, se han realizado muy pocos estudios.

Casi todo lo que puede encontrarse en relación a este tema son estudios llevados a cabo con personas que sufrían hipogonadismo relacionado con la edad.

No hay por tanto demasiadas referencias acerca de su efectividad para usos deportivos.

Este estudio concluyó que el reemplazo con gel de testosterona mejoró la función sexual y el estado de ánimo, y produjo un aumento de la masa magra y la fuerza muscular (principalmente en las piernas), al tiempo que disminuía la grasa.

Pero una vez más, se realizó en hombres hipogonadales, no en individuos con niveles normales de testosterona.

Otros estudios demostraron efectos positivos de la testosterona en la anemia y la densidad ósea, aunque la mayoría de los que se han llevado a cabo lo que han establecido es que la terapia con testosterona produce principalmente mejoras en la función sexual.

En líneas generales, la investigación que se ha llevado a cabo hasta el momento no demuestra beneficios significativos en personas con niveles normales, mientras que a nivel general tampoco arroja resultados espectaculares.

Puede deducirse que, a falta de más estudios que profundicen en la terapia con testosterona, de ésta cabe esperar poco más que beneficios moderados.

La principal ventaja del gel de testosterona es su facilidad de aplicación.

Basta con extender el gel por hombros, brazos, y en algunos casos, abdómen, para que éste sea absorbido y haga efecto.

Más allá de esta característica, no parece presentar más beneficios que, por ejemplo, la testosterona inyectable.

Sin embargo, esta misma forma de aplicación, que es una ventaja por su sencillez, también puede suponer un inconveniente.

Si las zonas en las que se ha aplicado el gel entran en contacto con otras personas, como una mujer o un niño, puede transferirse la sustancia y causar trastornos, como cambios en el ciclo menstrual o alteraciones en el crecimiento.

Por eso se recomienda ser muy cuidadosos en este sentido, y se sugieren una serie de precauciones como:

  • Lavarse cuidadosamente las manos después de aplicar el gel
  • Mantener las zonas de aplicación cubiertas con ropa una vez el gel se haya secado
  • Ducharse antes de mantener algún contacto íntimo

Testosterona en gel: peligros y efectos secundarios

gel de testosterona

Además de la posibilidad de transferencia, el uso de testosterona en gel también entraña otros peligros.

De hecho, parte de las razones por las que todavía no se han llevado a cabo estudios a gran escala de larga duración con esta sustancia es porque en algunos casos se ha asociado a problemas cardiacos.

Si bien es cierto que los estudios de los efectos de la testosterona sobre los resultados clínicos cardiovasculares son contradictorios, es normal que se tomen precauciones cuando una sustancia puede llegar a ocasionar problemas de gravedad.

Otro riesgo de la administración de testosterona es la infertilidad, que no en todos los casos es reversible.

Por lo tanto si tienes pensado usar testosterona en gel y en tus planes está formar una familia en el futuro, no está de más que te lo pienses dos veces.

Y al margen de estos peligros, también se citan posibles efectos secundarios de distinta importancia, entre los que cabe citar:

  • Enfermedades del hígado
  • Convulsiones
  • Alteraciones en la salud mental como depresión o manía
  • Aparición de conductas agresivas u hostiles
  • Alucinaciones o delirios

No, evidentemente no estoy diciendo que por ponerte gel de testosterona o por pincharte testosterona inyectable en el gym vayas a experimentar nada de esto.

Pero es necesario saber que existe la posibilidad de que el uso de testosterona pueda derivar en complicaciones.

Aumentar tus niveles de testosterona: ¿cómo hacerlo?

El problema con aplicar testosterona exógena en hombres que tienen unos niveles normales de esta hormona es que el organismo reacciona disminuyendo su producción propia.

El cuerpo humano no hace nada que no le resulte estrictamente imprescindible.

Por lo tanto, cuando comprueba que el aporte de testosterona que necesita para llevar a cabo sus funciones ya le llega sin ningún esfuerzo, simplemente deja de fabricarla.

¿Qué ocurre entonces cuando dejas de suministrar esa testosterona? Que “la fábrica” está parada y hay que volver a poner las máquinas en funcionamiento y esperar a que se “calienten” para que puedan volver al ritmo de producción normal.

Ese periodo en el que tu cuerpo tiene niveles inusualmente bajos puede ser demoledor en muchos sentidos.

De ahí que la administración de testosterona en gel pueda derivar en infertilidad.

Si has utilizado testosterona para hacer crecer tus músculos, te encontrarás ahora con que la ausencia de ésta provoca que pierdas fuerza, que la masa muscular que habías conseguido se esfume en mucho menos tiempo del que te llevó construirla, y que la grasa corporal se acumule con mucha más facilidad.

En otras palabras. Estás bien jodido.

Si quieres evitarte estos altibajos que a nivel hormonal vuelven loco a tu cuerpo, lo más sensato es que optes por una estrategia más conservadora.

Esta estrategia se resume en los tres pilares con los que puedes mejorar tu producción de testosterona de forma natural.

  • Entrena duro y pesado
  • Duerme lo suficiente
  • Come bien y añade un potenciador de testosterona a tu arsenal de suplementos

Un potenciador de testosterona no va a producirte las mismas ganancias que la testosterona enantato, desde luego, pero al menos tienes la garantía de que no vas a experimentar riesgos para tu salud y de que las ganancias que consigas no se van a evaporar cuando dejes de usarlo.

Los potenciadores de testosterona estimulan la producción de testosterona endógena.

Esto quiere decir que no estás añadiendo testosterona extra al cuerpo, sino que estás ayudando a tu cuerpo a que él mismo produzca más.

Esta estrategia es mucho más segura e inteligente.

Si no sabes qué potenciador de testosterona comprar, te recomiendo que le eches un vistazo a estas recomendaciones.

Conclusión

Aumentar la testosterona puede hacerse de forma natural o mediante la administración de testosterona exógena.

En culturismo, los resultados son lo que cuenta, y la salud queda en un segundo plano, de ahí que el uso de testosterona inyectable sea el recurso más común.

Pero hay mucha gente que sin querer llegar al nivel culturista, quieren mejorar su físico, y piensan en el gel de testosterona en vez de comprar un suplemento como vía para acelerar sus progresos.

Si alguien te habla de Androgel o Testogel, contándote maravillas acerca de su uso, ya tienes aquí las referencias que necesitabas para saber si es cierto o no, y qué puedes esperar de este tipo de productos para aumentar la testosterona.

No olvides que aunque sea en forma de gel, la testosterona es testosterona igualmente, y sus peligros son los que aquí se han expuesto.

El hecho de cómo se aplica, si por medio de un masaje o por medio de una inyección, es indiferente.

Distinto es el caso de quien tiene la testosterona baja.

Cuando existe una deficiencia de cualquier tipo, y la testosterona no es una excepción, hacer uso de uno de estos geles de testosterona, bajo supervisión médica y siempre con las máximas precauciones, puede ser una forma efectiva de revertir los efectos negativos de esta situación.

Igualmente tendrás que dar con la causa raíz y trabajar sobre ella para que tu cuerpo sea capaz de producir la testosterona que necesitas.