Guía del colesterol – todo lo que debes saber

Cuando se escucha o se habla del colesterol, se suele asociar con un concepto de algo maligno que se encuentra en nuestro organismo. Sin embargo, es un lípido o grasa muy importante para nuestro cuerpo.

Para quienes tengan dudas de qué es el colesterol, qué función cumple, por qué debería mantenerse un nivel adecuado de colesterol, etc. te invitamos a que sigas leyendo esta guía, donde encontrarás toda la información que necesitas conocer sobre el colesterol.

¿Qué es el colesterol?

Se conoce como colesterol a una sustancia cerosa, que tiene un aspecto similar a las grasas o triglicéridos. Este se encuentra en las membranas celulares de nuestros organismos, tanto en el sistema nervioso, como en el hígado y el corazón.

La mayoría del colesterol se produce por vía endógena, lo cual significa que es creado por el mismo cuerpo. Para ser más específicos, se origina en el hígado.

El colesterol requiere de algunas subunidades transportadoras, teniendo en cuenta que no es soluble en agua. Estas transportadoras son conocidas como lipoproteínas. Las más conocidas son las Lipoproteínas de Baja Densidad o Low Density Lipoproteins (LDL) en inglés y las Lipoproteínas de Alta Densidad o High Density Lipoproteins (HDL) en inglés.

Aunque existen una gran variedad de subunidades transportadoras de colesterol, estas dos son las que más se usan en el ámbito médico en la actualidad.

¿Para qué sirve el colesterol?

El colesterol es una sustancia muy importante en el cuerpo, contribuye a la fabricación de hormonas, ácidos biliares, para sintetizar la vitamina D, para construir las membranas celulares y para la síntesis de hormonas sexuales.

¿De dónde procede el colesterol?

A quiénes se están preguntando de dónde proviene el colesterol, es importante mencionar que tres cuartas partes de él son producidas por el hígado, mientras que una cuarta parte viene directamente de la alimentación.

También es producido aquel que se encuentra en la bilis, en esta parte se vuelve a absorber en el intestino.

Como ya se había mencionado antes, el colesterol pasa a la sangre y es transportado por las lipoproteínas, de esa manera es distribuido a los distintos sistemas del cuerpo humano.

¿Qué tipos de colesterol existen?

En el mundo de la medicina se suelen identificar dos tipos de colesterol, aunque en realidad, existe uno solo, debido a que lo que los diferencia son las proteínas a las que se unen en la sangre.

Se podría decir que existe el colesterol bueno y colesterol malo, por así decirlo. A continuación, mencionamos algunas características de cada uno. 

Lipoproteínas de alta densidad o HDL

Es considerado el tipo de colesterol “bueno” por sus proteínas, y circula desde los órganos y tejidos con destino al hígado. De esa forma se logra su eliminación por medio de la bilis.

Por lo tanto, quienes cuenten con un nivel bajo de colesterol HDL pueden llegar a tener un mayor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

Lipoproteínas de baja densidad o LDL

Este es el opuesto del anterior. Por ende, es conocido como el tipo de colesterol “malo”, el cual se caracteriza por transportar las partículas del colesterol en todo el cuerpo. Este colesterol, llega a acumularse en las paredes de las arterias.

El riesgo está en que cuanto más colesterol LDL se produzca en la sangre, mayor es el riesgo de que se presenten enfermedades cardiovasculares.  

¿Por qué es necesario que mantengamos un nivel adecuado de colesterol?

Cuando se presenta en nuestro organismo un exceso de colesterol que circula en la sangre, éste suele llegar a la pared de las arterias y así es que se forman las conocidas “placas de ateroma”.

Estas placas pueden ir aumentando su tamaño y esto ocasiona que se presente una mayor rigidez de los vasos sanguíneos y obstrucción en ellos. Del mismo modo, las placas pueden llegar a romperse, presentándose la formación de trombos que pueden obstruir total o parcialmente la arteria.  

Así mismo, a raíz de las rupturas y trombosis pueden desprenderse émbolos que viajando por el torrente circulatorio pueden impactar en arterias de menor calibre. Así es como se origina la enfermedad conocida como arteriosclerosis, que es la responsable de causar diferentes cuadros cardiovasculares, que se denominarán según la ubicación de las arterias afectadas.

Algunos de los cuadros cardiovasculares que podrían presentarse son: cardiopatía isquémica, accidentes cerebrovasculares y arteriopatía periférica.

¿Cómo se pueden medir los niveles del colesterol?

Para medir los niveles de colesterol hay que hacer un examen de sangre. Para aquellos adultos que no tienen factores de riesgo de enfermedad cardíaca será suficiente con hacer esta prueba cada cinco años a partir de los 20 años. Esta prueba es conocida como panel de lipoproteínas, que es la encargada de medir los niveles de colesterol que se encuentran presentes en nuestro organismo.

El panel de lipoproteínas nos dará información sobre los siguientes aspectos:

  • Colesterol total: Muestra la cantidad total de colesterol, tanto del HDL o del LDL.
  • No-HDL: Hace referencia al número de colesterol total menos el colesterol HDL. Es decir que se incluyen los niveles del colesterol LDL y otros tipos de colesterol, como la lipoproteína de muy baja densidad (VLDL).
  • Triglicéridos: Un tipo de grasa que puede acumularse en la sangre y puede ocasionar un riesgo mayor a tener una enfermedad cardíaca.

¿Cuáles son los niveles de colesterol adecuados?

Los niveles de colesterol suelen ser medidos en miligramos por decilitro (mg / dL). Aquí te presentamos los niveles adecuados de colesterol:

Para personas de 19 años o menores

  • Colesterol total: Menos de 170 mg/dL
  • No- HDL: Menos de 120 mg/dL
  • LDL: Menos de 100 mg/dL
  • HDL: Más de 45 mg/dL

Hombres de 20 años o más

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dL
  • No- HDL: Menos de 130 mg/dL
  • LDL: Menos de 100 mg/dL
  • HDL: 40 mg/dL o mayor

Mujeres de 20 años o más

  • Colesterol total: 125 a 200 mg/dL
  • No- HDL: Menos de 130 mg/dL
  • LDL: Menos de 100 mg/dL
  • HDL: 50 mg/dL o mayor

Para el caso de los triglicéridos, el nivel normal debería estar por debajo de 150 mg/dL. En caso de que la prueba arroje un valor en el límite alto entre 150 a 199 mg/dL o alto que sería entre 200 mg/dL o más es muy importante buscar ayuda médica para acceder al tratamiento adecuado.

¿Qué factores de riesgo existen?

Existen varios factores que pueden llegar a incrementar el riesgo de que se tenga un colesterol malo, aquí te mencionamos algunos de ellos:

  • Diabetes: Para aquellas personas que tienen un nivel alto de azúcar en la sangre, contribuye a que se presenten niveles superiores de colesterol, el denominado VLDL y a que baje el colesterol HDL.
  • Obesidad: En caso de que una persona tenga un índice de masa corporal (IMC) de 30 o mayor, puede llegar aumentar el riesgo a tener colesterol alto.
  • Malos hábitos alimenticios: En caso de que seas un amante de las grasas saturadas y grasas trans, que se encuentran en productos animales, galletas, postres y palomitas de maíz, debes saber que elevan considerablemente el nivel de colesterol.
  • Tabaquismo: Los fumadores deberían tener en cuenta que el tabaco daña las paredes de los vasos sanguíneos, lo cual puede ocasionar que se acumulen depósitos de grasa.
  • Sedentarismo: La falta de ejercicio es uno de los factores que contribuye a que se presente un alto grado de colesterol. Por el contrario, llevar a cabo una práctica deportiva contribuye a que aumente el colesterol HDL, y contribuye a que se presente un aumento en las partículas que componen el colesterol LDL, que permite que sea menos nocivo para el organismo.

¿Cómo puedo bajar el colesterol?

En caso de que tengas niveles de colesterol alto, debes tomar las siguientes acciones para que lo puedas controlar y que no sea vea afectado tu estado de salud:

  • Mantener una dieta saludable: En este caso es necesario que se limite el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans. Por el contrario, podrías consumir una mayor cantidad de frutas, vegetales y cereales integrales. 
  • Realizar actividad física: Se puede llevar a cabo un plan de ejercicio aeróbico, que incluye caminar, correr, montar bicicleta, practicar natación o danza, para los que les guste el baile.
  • Dejar de fumar: Ya lo hemos mencionado, uno de los factores que más agudiza la aparición del colesterol alto es fumar cigarrillo. Por ello, la única solución es dejarlo o en tal caso moderar su consumo.
  • Llevar a cabo un tratamiento con fármacos: En caso de que no se pueda controlar con los métodos anteriores, es necesario hacer uso de fármacos, para aquellos que tengan colesterol elevado pueden tomar estatinas, fibratos, fitosteroles, resinas de intercambio, entre otros. Siempre habiendo consultado antes a un profesional de la salud.

El colesterol es un tema demasiado importante para nuestro cuerpo, por consiguiente, es necesario que te cuides y que cada 5 años revises tus niveles de colesterol en sangre. Así podrás prevenir diferentes enfermedades y patologías y llevar una vida saludable.

Descubre más artículos increíbles

Anterior

Entrenamiento funcional

Sobre Alex

Fundador de Musculo365. Amante de los hierros y del mundo del fitness. Mi objetivo con este blog es protegerte de los suplementos peligrosos y darte la información necesaria para que tomes tus propias decisiones en lo referente a la nutrición, la suplementación y la actividad física.

Deja un comentario