Clembuterol: opinión, precio, venta. Todo lo que debes saber

El Clembuterol o Clenbuterol es una sustancia de la que todos hemos oído hablar alguna vez, aunque solo los iniciados conocen de verdad como funciona y para qué se utiliza en el ámbito del culturismo.

Por lo general, siempre que se menciona el Clembuterol se suele hacer en relación a una posible contaminación de carne, como si tomar Clembuterol solo fuera una cuestión accidental.

No, no es así. El Clembuterol, queramos reconocerlo o no abiertamente, es un producto que se usa de manera muy consciente y para un propósito, como es el de mantener masa muscular al tiempo que se pierde grasa de forma casi mágica.

Hoy voy a hablarte sobre el Clembuterol sin tapujos. Porque en relación a esta sustancia hay que estar muy bien informado si pretendes incorporarla a tu arsenal de suplementos. Otra cosa, ya lo verás, sería una auténtica temeridad.

  • ¿Es eficaz el Clembuterol?  ¿En qué medida?
  • Uso del clembuterol y cómo tomarlo
  • ¿Tiene riesgos su consumo?
  • ¿Merece la pena probarlo?

Todas estas preguntas van a tener respuesta en el siguiente artículo, que espero encuentres interesante.

Qué es Clembuterol y cómo funciona

Aunque en sus inicios el clembuterol se comercializó como medicamento contra el asma y otros trastornos respiratorios, actualmente son muy pocos los países en los que puede encontrarse para este propósito. En España, hasta no hace muchos años, era posible encontrarlo en farmacias bajo el nombre comercial de Spiropent.

El clembuterol actúa como broncodilatador, por lo que facilita la respiración al relajar los músculos cercanos a las vías respiratorias.

Sin embargo no es esta característica la que lo hace interesante desde el punto de vista de los habituales del gimnasio, sino su probada capacidad para ayudar a la creación de músculo limpio y eliminación de grasa corporal mediante la elevación de la temperatura corporal y el metabolismo.

Seguro que has oído hablar de la efedrina y de las anfetaminas. Pues bien, el Clembuterol va un paso más allá. Es lo que se conoce como un Agonista adrenérgico Beta 2 y tiene efectos similares o más pronunciados en cuanto a la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea o la temperatura corporal.

En otras palabras, y sin jerga científica: te pone como una moto.

Los estudios sobre Clembuterol se han realizado principalmente en animales, pero tanto la evidencia que estos reflejan como la experiencia de los propios atletas que han tomado Clembuterol no dejan lugar a dudas en torno a su capacidad para ayudar en la creación de músculo (en menor medida que los anabolizantes) y a su eficacia en la quema de grasa.

Es bien sabido que la restricción calórica que supone la dieta de definición suele tener un efecto de pérdida de masa muscular.

Por eso, una sustancia como Clembuterol es un sueño hecho realidad para muchos culturistas, que pueden ver como sus ganancias trabajadas durante tantos meses no se se evaporan cuando llega el momento de recortar.

Clembuterol: Cómo tomarlo

Conocer el uso y dosificación correctos de cualquier suplemento siempre es importante.

Pero saber como tomar clembuterol lo es de manera especial, ya que se trata de un producto muy potente cuyos efectos sobre el cuerpo son verdaderamente agresivos en todos los sentidos.

Al tomar Clembuterol, el efecto que produce en el cuerpo va disminuyendo con el paso de los días, puesto que el organismo termina por adaptarse y eso hace que pierda parte de su eficacia.

Por ese motivo el mejor modo de usar Clembuterol es un ciclo.

Al hablar de ciclo me refiero a estructurar su toma de manera que las dosis vayan aumentando para que la eficacia permanezca, pero a la vez es necesario realizar periodos de descanso para que el cuerpo recupere la sensibilidad al producto.

Formas recomendadas de tomarlo

Habitualmente un ciclo de clembuterol puede llevarse a cabo bajo varios formatos.

Uno de ellos, el que personalmente recomiendo, es el de tomarlo durante dos semanas para descansar otras dos y volver a comenzar.

Este sistema es el más común y efectivo, y este tipo de ciclo suele tener una duración total de 12 semanas.

En estos ciclos las dosis han de ser crecientes en función de la adaptación del cuerpo a los efectos secundarios.

Lo normal es comenzar con una dosis de entre 20 mcg y 40 mcg, según el peso de cada uno, e ir aumentando dicha dosis en 10-20 mcg adicionales cada vez que notes que los efectos se atenúan.

Dicho de otro modo, el uso de Clembuterol va a provocarte molestias, pero estas remiten según el organismo se adapta a la sustancia.

Cada vez que eso ocurra debes aumentar la dosis para mantener sus efectos, por lo que las molestias volverán.

Ahora bien, como es lógico esto no puede hacerse de forma indefinida. Entre 100 y 120 mcg es el máximo que debes tomar.

Una vez alcanzada esta dosis tendrás que reducirla paulatinamente.

Acabadas las 2 primeras semanas debes tomarte dos de descanso y volver a reiniciar el proceso, si bien con una cantidad inicial mayor, en torno a los 60 mcg.

En estas dos semanas tendrás que repetir lo mismo que en las dos primeras, aumentando progresivamente la dosis hasta los 120 mcg y una vez alcanzada ésta, volviendo a reducirla.

El objeto de este sistema es mantener las dosis entre los 60 y los 120 mcg, que es el rango más eficaz con unos efectos secundarios tolerables, sin que la sustancia pierda efectividad porque el cuerpo se acostumbre a ella.

También hay quien estructura un ciclo de clembuterol de forma distinta, y en lugar de hacer dos semanas si, dos semanas no durante un total de 12, prefiere tomarlo durante 6, descansar dos semanas, y volver a repetir otras 6.

Al final lo verdaderamente importante es tratar de que tu cuerpo se mantenga con un alto nivel de activación, que no se acostumbre a la sustancia y que los efectos secundarios que experimentes estén dentro de lo razonable y que puedes tolerar.

Como verás, menciono muy a menudo el tema de los efectos secundarios. Esto es así porque si tienes pensado utilizar clembuterol para adelgazar, no debes creer que lo que vas a experimentar es solo un ligero aumento de temperatura corporal como el que proporcionan los quemagrasas.

Debes estar preparado y saber que lo que te espera no es fácil de sobrellevar.

Clembuterol: efectos secundarios

Los efectos del clembuterol sobre el organismo son muy poderosos, tanto en lo positivo como en lo negativo.

Por eso a la hora de evaluar el uso de este producto no hay que quedarse solo con su capacidad de quemar grasa a una velocidad increíble.

Los efectos secundarios del clembuterol son muy serios y no deben ignorarse.

Pero esto es algo que descubrirás por ti mismo desde el momento en que empieces a utilizarlo.

No es agradable comprobar como tus manos se ponen temblorosas o tu corazón late a un ritmo mucho más elevado de lo normal.

Muchos de los que prueban Clembuterol por primera vez se asustan al experimentar estos efectos y abandonan la sustancia de inmediato ante el temor de poder sufrir una complicación grave de salud.

Lo cierto es que si te decides a usar Clembuterol te toca aceptar el pack completo.

La capacidad de quemar grasa aceleradamente que tu cuerpo adquiere llega a costa de tener que padecer efectos poco deseables pero inevitables.

Además de las taquicardias y los temblores, tienes que estar preparado para la posibilidad de sufrir:

  • Insomnio
  • Mareos
  • Notar que tu cuerpo arde y que no puedes reducir la temperatura corporal ni siquiera tomando una ducha
  • Padecer dolores de cabeza
  • Tener frecuentes calambres
  • Sudar de forma exagerada
  • En los casos más extremos, experimentar vómitos, dolores en el pecho y náuseas.

¿Son frecuentes estos efectos secundarios? No te voy a engañar, según aumentas la dosis, muchos de ellos se te harán insoportables. Las taquicardias y temblores así como el aumento de la temperatura corporal están garantizados.

Otros, dependerán en gran medida de tu tolerancia, y en el caso de los desagradables calambres, una dieta rica en potasio o un suplemento de este mineral te ayudará a mitigar ese efecto, pero de no ser así, también puedes esperar que más de una vez tengas que retorcerte de dolor porque un músculo se te encoge.

Una vez aceptado que es el precio a pagar por lucir libres de grasa tus músculos, lo recomendable es que utilices esos efectos secundarios para evaluar cual es tu dosis máxima recomendable.

No vas a tener otra manera de saberlo más que cuando, al aumentar la dosis en un ciclo, ese día se convierta en un infierno. Ahí sabrás que tu cuerpo no tolera esa cantidad y deberás tomar como límite la inmediatamente anterior.

Sin embargo, a pesar de ser muy desagradables, estos efectos secundarios son irrelevantes si los comparamos con el verdadero perjuicio que el Clembuterol puede causar a tu organismo: daños en el corazón.

La evidencia sugiere que el uso de Clembuterol en dosis elevadas puede producir enfermedades y disfunciones cardíacas.

De hecho en los estudios que se han llevado a cabo con ratas empleando esta sustancia se ha comprobado que los corazones de las ratas a las que se administró clembuterol aumentaron de tamaño , y que sus células cardíacas experimentaron una degeneración notable.

Al igual que ocurre con los esteroides, uno de los grandes peligros que presenta el Clembuterol es que no conocemos sus efectos a largo plazo.

Eso significa que aunque creas tenerlo todo bajo control, puede que tu cuerpo esté deteriorándose de forma acelerada sin que tú seas consciente.

Comprar Clembuterol

Comprar Clembuterol en farmacias en forma de medicamento dejó de ser posible hace algún tiempo en España.

El famoso Spiropent al que los culturistas recurrían ha tenido que ser sustituído por Clembuterol elaborado en laboratorios underground o en su defecto hay que comprarlo en farmacias online ilegales en las que nunca puedes estar seguro de si una vez enviado el dinero te llegará a casa algún producto.

Eso si tienes suerte y das con un producto legítimo. Porque además del Clembuterol existente en el mercado negro tampoco faltan las falsificaciones.

Cuando a esto le sumas que, si recibes Clembuterol auténtico, vas a experimentar un montón de efectos secundarios tan desagradables como peligrosos, lo normal es cuestionarte si existen otros productos que puedan hacer un papel similar sin que haya riesgos para tu salud o para tu bolsillo.

¿Hay alternativas seguras al Clembuterol?

Con todo lo que sabes, creo que ya tienes elementos suficientes para decidir si te merece la pena o no asumir los riesgos que implica comprar Clembuterol.

En el caso de que la respuesta sea afirmativa y quieras emplear Clembuterol para definir, vas a conseguir grandes resultados… si eres capaz de tolerarlo y hacerte responsable de sus consecuencias para tu salud.

Porque la verdad es que incluso aunque estés dispuesto a pasar por todos esos efectos secundarios, una cosa es tener la intención y otra muy distinta es verte capaz de soportarlos cuando lo estás tomando.

¿Que como estoy tan seguro? Pues porque no hablo de oídas. He probado el clembuterol personalmente, y puedo decirte que no todo el mundo es capaz de mantenerse tomando esta sustancia cuando compruebas lo agresiva que es.

Si te interesa conseguir resultados a toda costa, quizás hagas el esfuerzo de pasar semanas con esos incómodos efectos secundarios. Si la salud te importa, no tardarás en abandonarlo, porque tú también te darás cuenta de que son señales que tu cuerpo te envía de que algo no va bien.

¿Qué alternativas hay al Clembuterol si lo que quieres es perder grasa sin comprometer tu salud?

Con Clembuterol pasa algo parecido a lo que ocurre con los anabolizantes. Son sustancias prohibidas por una razón, y es que su efectividad es directamente proporcional al impacto que producen en el cuerpo.

Si quieres que ese impacto no sea demasiado grande, no vas a conseguir los mismos resultados. Ambas cosas van unidas.

Lo que no quiere decir que no vayas a conseguir ningún resultado.

Echando un vistazo a qué posibles productos puedes emplear para tratar de maximizar la pérdida de grasa vas a encontrarte con algunos como Clenbutrol, que por su parecido en el nombre van a tratar de hacerte creer que son lo mismo que Clembuterol pero sin la parte negativa.

No es cierto, y la propia marca lo explica en su página web de la siguiente manera:

Clenbutrol replica las poderosas propiedades termogénicas y de rendimiento del Clenbuterol, el favorito de los famosos para la pérdida de peso

Evidentemente Clenbutrol es menos efectivo que el Clembuterol, pero sin embargo eso no debería importarte demasiado si tu prioridad es perder grasa sin que tu cuerpo sufra un gran estrés, y eso Clenbutrol sí que sabe hacerlo.

Clenbutrol es un quemagrasa que trata de imitar los resultados del clembuterol, y como tal va a ofrecerte resultados, pero de una forma segura.

clenbutrol

¿Merece la pena darle una oportunidad? Si tienes claro que no puedes tener las mismas expectativas que con el Clembuterol, no veo por qué no.

Yo se la dí, y me gustó. Por eso lo recomiendo en este artículo.

Si quieres más información sobre Clenbutrol pincha aquí.

Yo desde luego no volveré a probar Clembuterol, porque no quiero experimentar dichos efectos secundarios, y cuando quiera verme algo mejor optaré por un quema grasa tradicional.

Puede ser Clenbutrol o cualquiera de los que recomiendo en este artículo sobre los mejores quemagrasas del mercado.

Creo que tú deberías hacer lo mismo si eres responsable con tu salud.

No merece la pena que tu vida se vea limitada por un problema cardíaco dentro de unos años solo porque te gusta lucir tableta en la playa cada verano.

En serio, no merece la pena.

Conclusión

La efectividad del clembuterol es incuestionable en lo que se refiere a su capacidad para quemar grasa.

Pero esta efectividad conlleva un precio muy alto a pagar, y no me refiero a su coste económico.

Los efectos secundarios de Clembuterol son muy desagradables, además de peligrosos, ya que si no se gestionan las dosis de forma correcta, puede ocurrir algo mucho más grave que unas simples molestias.

Por lo tanto, mi opinión respecto a Clembuterol no difiere mucho respecto a la que tengo en relación a los anabolizantes.

¿Tienes un físico y una genética privilegiadas que te van a permitir vivir del culturismo? Adelante, si tienes 10 años en los que puedes ganar dinero y prestigio por competir a nivel internacional, no seré yo quien te diga que no aproveches la oportunidad.

Pero probablemente si estás a ese nivel no estarás aquí leyendo sobre el clembuterol. Ya tendrás un equipo de preparadores que te asesorarán convenientemente.

El resto de las personas, los que entrenamos por afición y solo queremos vernos mejor sin comprometer la salud no deberíamos hacer un uso regular de estas sustancias.

Experimentar está bien. No vas a morir de un ataque cardíaco porque uses Clembuterol una vez.

Pero tengo muy claro que las alternativas naturales son el camino a seguir.

Ninguno de nosotros va a competir en el Mr.Olympia. No te la juegues por verte un poco mejor en el espejo.

Con disciplina, entrenamiento, dieta y suplementos naturales, también puedes lograr resultados muy buenos.

[Total:3    Promedio:5/5]